Contact: Tel: 727-5575656 – Pilar@PilarOrtiz.com 

Cómo tomar acción a pesar del miedo

Versión tomada de nuestro Video Blog @HabloEspanol

Por: Pilar Ortiz

¿A qué le tienes miedo? Por ejemplo en tu negocio, no hablo de miedos como a las alturas, a las arañas o a los puentes, hablo mas de ese miedo que nos impide hacer lo que soñamos, a ese que no nos permite dar ese paso para algo más grande, para tener una oportunidad mayor o quizás para impactar más personas, hablo de ese miedo a cumplir un sueño que cuando estamos quizás al lado de otras personas lo dejamos de lado, o buscamos excusas diciendo, “es que no tengo tiempo”, “no tengo plata”, “no puedo..” pero a la larga puede ser un miedo que se siente y no te deja actuar, te paraliza. Además todos los miedos son infundados pero tampoco voy a hablar de ese miedo por ejemplo a la muerte, miedo a perder a alguien o el miedo a fracasar, en términos generales el ser humano no nace con esos miedos, nace con miedo a los ruidos fuertes y con miedo a caerse, todos los demás son aprendidos. Entonces hasta que punto nos dejamos afectar por algo que no ha pasado, por la historia que nos creamos en la cabeza mientras estamos maquinando y pensando qué va a pasar con eso, es que si lo hago o si no lo hago. Gastamos demasiada energía, hoy les quiero dar unos puntos específicos y hacerlos reflexionar sobre lo que debemos hacer, como líderes, frente al miedo.

Lo primero es aceptarlo porque ignorarlo es lo peor que podemos hacer. Cuando decimos “ No no no yo no tengo miedo, yo estoy bien”, y la vocecita interna esta diciendo “mentiras, estas que te mueres del pánico por asistir a esa reunión” es mucho peor. Aceptar, es la primera parte muy importante para poder nosotros estar tranquilos frente al miedo, porque no hablamos ni siquiera de ganarle sino de estar tranquilos frente al miedo que es algo natural mientras estemos vivos.

Identificarlo, porque muchas veces no sabemos ni siquiera a qué le tenemos miedo, es esto o es lo otro, pero ni siquiera le llamamos miedo, identificarlo: ¡Ah, le tengo miedo a esto, por esto!, ¡Ahh es esto lo que temo! Y va a ser mucho mas fácil si ya sabemos a que es que le tenemos miedo, poder controlarlo, poder enfrentarlo.

La tercera que les quiero compartir es, sentirlo, este sí que es importante, porque no se trata necesariamente de la ausencia del miedo, no existe la ausencia del miedo, todos de alguna manera en una circunstancia especifica de la vida, sentimos miedo, pero es, que hacemos con ese miedo, lo que nos va a permitir ser diferentes a otros. Entonces, no se trata de no sentirlo, de la ausencia, tampoco necesariamente de resistirse a él, sino de sentirlo, ¡ah como me siento? ¿y qué puedo hacer para cambiarlo? ¡Si respiro de esta forma, siento que mi cuerpo cambia!

El cuarto, enfrentarlo obviamente porque si ya lo aceptas, lo identificas, sientes, ahora entonces, actúa, porque si te quedas quieto y no haces nada, el miedo va a ganar la partida, entonces nos quedaríamos en el mismo punto y sin salir, y hay que arriesgarse hay que dar el primer paso para decir, si listo es por acá, enfrentarlo no quiere decir, arriesgarse a algo que ponga en peligro tu integridad lo que quiere decir es, tomar ciertos puntos, si el miedo lo identificaste y sabes que es porque no sabes suficiente de ese tema, o porque no te sientes suficientemente preparado, quizás toca tomar un curso, quizás toca contratar un Coach, quizás llegó la hora de contratar a alguien y después ya puedes enfrentarlo. Por ejemplo, hablar en público, es uno de esos miedos comunes que te paraliza, porque no haces normalmente esas presentaciones pero, al saber qué hacer puedes enfrentarlo sin sufrir.

Aceptar el miedo, identificarlo, sentirlo, enfrentarlo y la quinta, practicar, para cambiar de hábitos, así como cuando queremos mejorar en cualquier actividad, en un deporte, en un hobby que tengamos, hay que practicar el “actuar a pesar del miedo”, porque muchas veces son cosas pequeñas, otras veces son cosas grandes, pero pregúntate a ti mismo cuántas oportunidades y de qué manera hemos perdido, o hemos dejado de aprovechar o hemos herido a otros, por miedo, porque quizá no nos sentíamos suficientemente preparados o pensábamos que alguien nos iba a criticar mucho. Hacer videos es uno de los ejemplos. Siempre que hacemos el reto de Facebook, mucha gente no quiere hacer videos porque sienten que los van a juzgar, porque sienten que no se ven bien, porque sienten que no saben que van a decir, porque sienten que alguien va a criticarlos, entonces practicar, el enfrentarse a algo nuevo -sin arriesgar su integridad obviamente-, va a ayudarnos a ir superando, ese miedo y a sentirnos mejor y saber, que se siente, que podemos hacer.

Entonces, ¿cómo manejamos el miedo que es inherente al ser humano?: Aceptarlo, Identificarlo, sentirlo, enfrentarlo y practicar. Esos son los cinco puntos.

Deja un comentario

5 × uno =