Pilar muy Personal – Demos gracias

Noviembre, el mes del agradecimiento, aunque para mí todos los días son de dar gracias. Agradecer a diario y permanentemente es sin duda una de las características más importante de las personas felices y exitosas. De hecho tal y como lo he compartido en alguna ocasión anterior, yo vivo en Clearwater y trabajo tres días a la semana en Tampa, cuando cruzo el puente sobre la Bahía dedico esos minutos a dar gracias por todo lo que esté pasando en ese momentos en mi vida. Me enfoco en lo que tengo y he logrado, no en lo que me falta o en lo que he fallado. Hoy quiero dar gracias porque acabé de llegar de Colombia de celebrar, con una fiesta familiar, los ochenta años de edad de mi querido papá. Qué agradecida estoy con Dios y la vida por permitirnos disfrutarlo con salud, buen humor y actitud positiva. Gracias doy por un hombre generoso, recto y paciente. Él como buen militar nos ha enseñado a ser responsables, a tener palabra y a ser disciplinados. Al perseverar podemos estar más cerca de nuestros sueños. También doy gracias porque en esta misma semana celebré un año más de vida. Llego a los 47 años con muchos sueños cumplidos y absolutamente feliz con lo que soy, lo que tengo y lo que está por venir… Doy infinitas gracias por estar rodeada del amor de mis seres queridos, de mis amigos y de mis seguidores y sé que con su apoyo incondicional podremos seguir impactando miles de vidas alrededor del mundo. Cada año, es un orgullo para mí porque es un regalo de vida al que no todos los seres humanos llegan. Amo la edad que tengo, las pequeñas marcas de la edad y la maravilla de haber vivido a plenitud cada época. Ahora, empiezo otro año con la misma energía de siempre y siempre con la palabra precisa para decir gracias por todo, por un nuevo día, por un cielo azul, por la lluvia, por el frío, por las risas, por la salud… Vivo agradecida porque cada vez que voy a Colombia puedo compartir con mi abuelita, quien esta hermosa y muy en su lugar como siempre. Ha vivido 89 preciosos años. Gracias a Dios también porque pude celebrar con mi mamá su cumpleaños número 70, unos cuantos días antes de la fecha precisa. Aunque es en diciembre, nos imaginamos que había llegado el día y celebramos conversando como dos viejas amigas. Doy gracias porque aunque mi esposo no es colombiano, él disfruta de sus viajes a Colombia y conoce cada vez más la diferencia cultural. Siempre llega con la intención de aprender español, vamos a ver cuánto le dura esta vez. Doy gracias por las largas despedidas. Por las risas. Por los momentos inolvidables. Quienes vivimos en Estados Unidos contamos los días para esa fiesta de Acción de Gracias que es muy popular y significativa. No era comercial para “nada” pero ahora los comerciantes insisten en convertirlo en una extensión del negocio, con ventas similares a las del ya famoso ‘Viernes Negro’. Así que muchas personas se van a ir desde temprano el jueves para evitar hacer interminables colas y ahorrar unos dólares. El viernes está bien para el Black Friday. Hay personas firmando una petición para que la gente diga que no va a ir de compras el jueves porque es un día para celebrar en familia sin preocuparse de regalos, montoneras, posibilidades. Doy gracias por cada respiro, por la salud y por el amor. Deseo prosperidad para todos y nunca se olviden de agradecer que aun cuando haya momentos de angustia, si estamos pensando en algo positivo por lo cual podemos decir gracias no hay cabida para ningún otro sentimiento… Envíame tus comentarios a [email protected]